jueves, 6 de noviembre de 2008

Regreso

Pues sí, he vuelto. O eso espero, al menos. He tenido una época bastante (más de lo normal) dispersa y en la que me costaba muchísimo enfrentarme al teclado. Hasta para participar y comentar en los blogs ajenos, me suponía muchísimo esfuerzo, no sé por qué. El caso es que creo que necesitaba esta temporada de alejamiento internetil, en la que me he dedicado a trabajar, estar parado, disfrutar de mi nueva vida en soledad (los detalles mejor me los ahorro, que son demasiado lamentables) y, cómo no, desgraciar de fiesta.

Ahora espero centrarme por fin, sentar la cabeza y cuidarme, aunque sea un poco, aprovechar el interesante curso que empiezo mañana, estudiar todo lo que no he estudiado en los últimos años, aprovechar los puntuales curros de días sueltos que me puedan surgir... en fin, por pedir que no quede, lo mismo hasta me echo novia, quién sabe. El caso es que si me centro demasiado quizá vuelva a dejar desatendido este espacio, así que no sé yo si debería ser tan responsable. La verdad es que, aunque apático y alejado de esto, se sigue recordando con cariño, pues realmente me ha servido en todo este tiempo (en agosto hizo un año que lo abrí) para comunicarme con gente a la que aprecio, para aprender, para escribir un poquito mejor y para, claro, alimentar algo mi ego, que le gusta que le traten bien. Por todo ello debo dar gracias a todos aquellos más o menos habituales de por aquí y a todos los que hayan entrado de manera puntual. En serio, de verdad que se agradece.

Ahora espero encontrar temas que tratar. Tengo unos cuantos medio pensados de todo este periodo de silencio, pero no sé cuál me motivará a escribir. Quería hacerlo sobre "yo serví al rey de inglaterra", la película de Jiri Menzel basada en la obra de Hrabal. También sobre alguna película que vi en la seminci este año, como "la balada de narayama", de Shohei Imamura. O poner alguna partida o jugada mítica de ajedrez (sí amigos, el arduo camino al elitismo que me separe del vulgar populacho no debe ser detenido). O sobre alguno de los libros que he leído, que en estos meses han sido menos de los que me gustaría. La agradable sorpresa de "juventud sin dios" de Odon von Horvath, la semidecepción con "campo de concentración" de Thomas Disch, la maravilla que supone "bartleby el escribiente" de Melville, la frescura de la ironía y la mala leche de Vonnegut en "Cuna de gato", etc. O sobre el impresionante concierto de Porcupine Tree que vi hace unas semanas, demoledor.

También me gustaría resaltar dos cosas relacionadas con los blogs que suelo frecuentar. Una es la increíble entrada sobre ateísmo trascendental publicada por el incansable y hostigador knut hace un tiempo, completada por una magnífica sucesión de comentarios. Otra es el blog grupal sobre noticias escritas en clave de ciencia-ficción, extraños días distribuidos, que ha auspiciado noalaignorancia, un tipo que desde luego se mantiene despierto y activo y del que nuevamente digo que me suscita a la vez envidia y admiración.

Y para finalizar, y darle un poquillo de empaque a esta colección de divagaciones, me gustaría poner un texto que me encantó cuando se lo leí a Calvino en "si una noche de invierno un viajero". Me parece que representa muy bien lo que sentiría o querría hacer en el caso de lanzarme alguna vez a escribir algo:

"¡Qué bien escribiría si no existiera! ¡Si entre la hoja en blanco y la ebullición de palabras e historias que toman forma y se desvanecen sin que nadie las escriba no se metiera en medio ese incómodo diafragma que es mi persona! El estilo, el gusto, la filosofía personal, la subjetividad, la formación cultural, la experiencia vivida, la psicología, el talento, los trucos del oficio: todos los elementos que hacen que lo que escribo sea reconocible como mío, me parecen una jaula que limita mis posibilidades. Si fuera sólo una mano, una mano trunca que empuña una pluma y escribe... ¿Quién movería esa mano? ¿La anónima multitud? ¿El espíritu de los tiempos? ¿El inconsciente colectivo? No lo sé. No es para ser el portavoz de algo definible por lo que quisiera anularme a mí mismo. Sólo para transmitir lo escribible que espera ser escrito, lo narrable que nadie cuenta."

Y nada más. Muchas gracias de nuevo a todos por estar ahí. Nos leemos.

8 comentarios:

padawan dijo...

Bienvenido de nuevo a Internet!! xD

clau dijo...

Como ha escrito pads, ¡bienvenido, iar! Me ha encantado el párrafo de Calvino, y espero ansioso la entrada sobre "Bartleby el escribiente" de Melville.

Ha sido un gusto encontrarme con una actualización.

Knut dijo...

Son unos añillos joer. A mi me basta con saber algo de ti de vez en cuando, no hace falta nada más a estas alturas.

Me dejas con una sensación de madre soltera adolescente muy inquietante precisamente por encontrarla bastante atractiva de por sí. Me da morbo meterme mano a mi misma estando embarazada.

Se te añora más de lo que crees.

Entiendo que no quieras saber de mi, peroooo ¿y el niño?

El Doc 9 dijo...

muchi tiempo que no pasaba, se te extrañaba, abrazo grande

Fantômas dijo...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás (y de paso si querés intercambiamos enlaces).

Mi blog, principalmente sobre música, lo podés encontrar acá:

Soy del Montón

Y también hace poco inauguré un foro en el que quizá te interese participar:

Soy del Montón Foro

Un abrazo.

agnes dijo...

nene, bienvenidas sean de nuevo tus palabras :D

y tu tranquilo, de cuando en cuando uno necesita desconectar de estas cosas...

un besote
agnes ;)

Daniel Gonzalo dijo...

Welcome back ;)

Siempre es un placer leerte.

Un saludo
Daniel

thermidor dijo...

A mi todavía me da pereza, xD