lunes, 2 de junio de 2008

rage against the machine

Esta entrada debería estar dedicada globalmente al Electric Weekend, festival ubicado en Getafe al que he acudido este fin de semana. Y hablar sobre queens of the stone age, iggy pop, offspring, metallica, machine head, lluvia, muchedumbre, precios prohibitivos, alcohol, carpas de música y desfase, etc, etc. Pero no va a ser así. Porque todo palidece en mi recuerdo ante el pedazo concierto que dieron Rage against the machine y con el que por fin saldé una cuenta con mi pasado (que es una frase que queda así como muy impactante). Pelos como escarpias cuando los vi aparecer en fila en el escenario vestidos como los presos de Guantánamo (muy en la línea del grupo, claro), con el mono naranja y la capucha negra y cuando, con el disfraz todavía puesto, empiezan los acordes de Bombtrack. Y después, el delirio. Casi hora y media de continuos botes, frenesí, cánticos y felicidad absoluta. Qué grandes que fueron y qué grandes que siguen siendo. En directo sacan un sonido acojonante, clavando las canciones. Y aunque Morello sea un guitarrista pajero, nadie lo niega, hace unos efectos de caerte de espaldas y en concierto te repite unas movidas extrañísimas que suenan exactamente igual que en disco. El bajo de Timmy C que se te clava en el cerebro, la batería ultraefectiva de Brad Wilk y la voz rabiosa, las arengas, y los saltos de Zack de la Rocha. Todo eso y mucho más son rage against the machine, uno de los grupos que más he escuchado en mi vida y por los que siento devoción. Tengo todos sus discos originales, directos semioficiales, canciones raras en directo... el típico grupo con el que no eres objetivo y que todo lo que hacen te parece como mínimo muy bueno.

Y por fin los pude ver en directo. Tras clavarme la espina de no haber ido al Festimad 96 (tenía 16 años y nadie con quien ir) el viernes 30 de mayo pude sacármela y disfrutar de un concierto apabullante, que me dejó exhausto y con dolores de los que todavía no me he terminado de recuperar pero que recordaré toda la vida con una sensación de felicidad. Y es que no es sólo que se hayan juntado para dar unos conciertos, es que suenan exactamente igual de potentes que todos los vídeos que había visto suyos de hace años. Ya me da igual si sacan disco o no, sinceramente no me hace falta. Con verlos en directo me vale. Y ya me estoy planteando la posibilidad de irme a Lisboa en julio a repetir. Y es que el setlist acojona. Aunque no recuerdo el orden exacto (la emoción, se entiende), creo que no falta ninguna de las que tocaron:

de rage against the machine: bombtrack, killing in the name, bullet in the head, freedom y township rebellion cortadas y unidas; del Evil empire: people of the sun, bulls on parade, vietnow y tire me; del Battle of L.A.: testify, guerrilla radio, calm like a bomb, sleep now in the fire y war within a breath y del Renegades: renegades of funk. Añadido a que pusieron La internacional (también muy en su línea) cuando acabó Bombtrack y mientras se cambiaban para seguir con todo el concierto.

Podría empezar a reflexionar sobre toda la parafernalia política que les rodea, sus declaraciones, sus actos, su credibilidad, etc, etc. Pero no lo voy a hacer. No es el momento (ni el lugar jeje). De regalo, un vídeo:

13 comentarios:

padawan dijo...

vaya, a mi también me hubiera gustado verlos... no los he seguido con tanta devoción como tú, pero coño, tienen unos cuantos temazos, ideales para vivirlos en directo

me alegro de que te gustase :D

Badmotorfinger dijo...

Jejeje felicidades zagal, se te vé alegre. Cuando se separaron te debió sentar como un tiro, supongo que para esta segunda oportunidad habrías dado lo que fuera.

A mi me gustan. No soy fan, tan solo tengo los dos primeros, pero fijísimo que sus directos tienen que ser tralla dura. ¡Te envídio, pero me alegro un montonazo por tí!

thermidor dijo...

Y yo que por RATM ya no daba un duro...ya que no creo en ellos a partir de su tercer disco, aún me vas a producir cierta envidia;)


P.d. La Internacional la podrían haber tocado ellos, ¡me la saco hasta yo! ;)

P.d.2. Coño, el momento no lo sé, ¡pero el lugar lo es, desde luego!

clau dijo...

Al igual que pads, tampoco tengo devoción por R.A.T.M., pero sí que me gustan muchísimos temas, y sin duda los tengo conceptuados como una de las bandas más interesantes de los noventa.

Siempre es una sensación inexplicable presenciar en directo el recital de una banda que nos ha acompañado a lo largo de muchos años.

Ojalá se repita en Lisboa pues. :D

Knut dijo...

Confieso que me gustan, aunque siempre me ha avergonzado un poco. No sé expresarlo mejor, pero es como ser comunista hasta el tuétano y sentir una fascinación morbosa por las Barbies.

Más allá del segundo disco me son unos completos desconocidos. A dios gracias, me temo.

Y no tiene que ver una mierda con el tema de esto, pero recomiendo vivamente, muy vivamente, la lectura de Un pequeño asenitado, guionizado por Dios. Iarsang no tardes mucho en leerlo, me gustaría comentarlo contigo compañero.

jejeje

Abrazos a todos.

Pesanervios dijo...

Que suertudo el Peter o el Iarsang (a veces no sé cómo llamarte). Me hubiese encantado verlos, a ellos y a QOTSA. Tal vez también a Metallica.

Sólo por escuchar los clásicos de su primer disco yo iría a verlos, sólo por eso. La verdad es que, tal y como le ocurrió a Knut, a partir del segundo disco los olvidé.

¿Qué tal los QOTSA? ¿Cómo se lo montan en directo con un disco tan pobre como el último?

Un abrazo musical.

jumpin (desde el nicho) o señor tascoigne (desde la clandestinidad) o pesanervios (tengo un grave problema de personalidad) jejeje.

Peter Sinclair dijo...

De suertudo nada, que bien que costaba la entrada. Maldito boom festivalero, esto parece la burbuja inmobiliaria.

Da igual el nombre, yo, aunque sé el tuyo, te tengo en el móvil como jumpin jejeje. Por cierto, a ver si en alguna futura visita a Madrid intento avisar y quedar un rato, que lo del concierto de Tool fue un fiasco... soy una persona bastante esquiva, lo sé.

Por cierto, que de RATM, el tercer disco es el más flojo, pero el cuarto, el "Renegades", me parece muy bueno. Son todo versiones, y hay algunos temas espectaculares, como "kick out the jams" de los mc5, "in my eyes" de minor threat, "renegades of funk" de Afrika bambaataa, "maggie's" farm de bob dylan, "how i could just kill a man" de cypress hill, "i'm housin" de epmd, etc. Discazo, de verdad.

Los Queens... pues son muy buenos, la verdad. Alucinas de lo bien que tocan y del pedazo carisma de Homme. Lo que pasa que a veces me pasa como en disco, que son demasiado densos, empiezan a desvariar y a fliparse con las guitarras y pueden llegar a saturar con sus ralladas. Al menos a mí que los últimos dos discos me parecen bastante regulares. Eso sí, los temones acojonantes que tienen ahí siguen. El "No one knows" fue indescriptible.

Pesanervios dijo...

Jejeje, claro, "suertudo" en cuanto a la posibilidad práctica de poder gastarse ese dinero en la entrada. Yo, en mi actual situación, me contento con tener para llegar a fin de mes. Que la cosa está muy malita.

Y sí, cuando quieras estaré por aquí. Te aseguro que no muerdo y que soy tranquilote, y si no pídele refencias a Llosef, jejeje. Aunque la última vez que vino a Madrid me fué imposible verlo.

Le daré una oportunidad al Renegades. Todo sea por la nostalgia.

Peter Sinclair dijo...

Ah, bueno, si es por eso lo entiendo. Aunque a mí me queda muy poquito (hasta verano) para empezar la época de vacas flacas y, entre alquiler, vivir, y demás gastos, apurar al límite.

duncan scalion dijo...

jeje no os hagais a la idea de que iarsang hace demasiadas visitas sociales cuando se pasa por madrid ;) sobre todo si vives lejos de los lugares del concierto.

Na, la verdad es que tampoco puse mucho de mi parte por quedar, y como no iba a verlos...

A mi los RATM me recuerdan a los tiempos del instituto cosa mala ;) cómo me lo pasaba en esos bares madre mia...

Peter Sinclair dijo...

jajajajaja, es verdad tío. Lo bueno es que ese sábado estuve viendo el tenis y el giro (subían el Mortirolo, no podía perdérmelo!!!) y luego me estuve echando una siesta de 6 a 8 de la tarde. Lo justo para levantarme, ducharme e irme al festival. Soy un desgraciao, lo sé xDDDD

Yo también recuerdo los años de instituto y los desvaríos con ratm y otros grupos. Dios, cómo echo de menos La Vieja Cervecería... qué de noches pasamos allí. Bueno, con los rage y con otros grupos, todavía recuerdo aquella noche de borrachera los dos cantando (bueno, más bien berreando) el ramble on de led zeppelin por plena plaza mayor jejeje.

Tyla dijo...

Es curioso. Siempre la he tenido por una de mis bandas preferidas, pero si me paro a pensar, el único disco suyo que de verdad me parece sobresaliente es el primero.

El "Evil Empire" me supo a poquísimo y el "Battle of LA" lo debo haber escuchado un par o tres de veces, como mucho.

En cuanto a lo de la credibilidad que puedan o no transmitir, ¿cuándo será el momento de poder hablar, jeje!?

Peter Sinclair dijo...

jejeje, probablemente nunca. No sería capaz de hacer un análisis serio sobre su credibilidad cuando me gustan tanto. Me suelo quedar en un punto intermedio. Me gustan muchas de sus letras y creo que son sinceros en ese aspecto (y no creo que el hecho de estar forrados o vender a través de una multinacional sea como para echarles al fuego), pero luego hay otras cosas que me chirrían mucho, y sus menciones a Sendero Luminoso me parecen auténticamente vergonzantes.