miércoles, 19 de marzo de 2008

Time



Ticking away the moments that make up a dull day
You fritter and waste the hours in an offhand way
Kicking around on a piece of ground in your home town
Waiting for someone or something to show you the way

Tired of lying in the sunshine
Staying home to watch the rain
And you are young and life is long
And there is time to kill today
And then one day you find
Ten years have got behind you
No one told you when to run
You missed the starting gun

And you run, and you run to catch up with the sun, but it's sinking
Racing around to come up behind you again
The sun is the same in a relative way, but you're older
Shorter of breath and one day closer to death

Every year is getting shorter
Never seem to find the time
Plans that either come to nought
Or half a page of scribbled lines
Hanging on in quiet desparation is the English way
The time is gone
The song is over
Thought I'd something more to say

Home, home again
I like to be here when I can
When I come home cold and tired
It's good to warm my bones beside the fire
Far away across the field
The tolling of the iron bell
Calls the faithful to their knees
To hear the softly spoken magic spells


Pink Floyd - The dark side of the moon

11 comentarios:

padawan dijo...

un disco imprescindible, y cada canción una joya

Tyla dijo...

Precisamente estos días estoy completando la discografía de Pink Floyd. Discos como "The Dark Side..." o "Wish You Were Here" ya los tenía muy machacados. Pero es una delicia comprobar lo maravillosamente que suenan otros menos célebres como "Meddle" o "Atom Heart Mother".

Serán unos dinosaurios y blablabla... pero su música es atemporal, a diferencia de la de otros compañeros de generación, que sí suenan mucho más envejecidos.

Peter Sinclair dijo...

Sí, yo, gustándome mucho Pink Floyd, todavía tengo lagunas en su discografía que tengo que ir completando. Bien pensado quizá sea una suerte el poder todavía descubrir nuevas cosas suyas.

Este año va Roger Waters a Granada, creo, con su espectáculo "The dark side of the moon". Tocan una primera parte con las típicas canciones famosas y conocidas. Una segunda parte con el dark side enterito y un colofón con un par de canciones o tres como another brick in the wall y comfortably numb. La verdad es que se le ponen a uno los dientes muy largos pero es mucho viaje y como no convenza a mi padre para ir me toca ir solo...

clau dijo...

Te-ma-zo. El "Dark Side of the Moon", indudablemente, es un disco colosal, titánico, inigualable, mitológico y una larga lista de etcéteras. Sin embargo, puesto a elegir un solo disco de Pink Floyd, yo siempre he preferido el "Wish You Were Here", y también el "The Piper at the Gates of Dawn".

Knut dijo...

Yo es que abandoné la adolescencia hace ya bastante tiempo. No tengo necesidad ni de ir con camisetas que pongan Deep Purple o con carpetas con la cara de Morrison.

Y gracias a Dios que nunca he tenido la necesidad de aporrear en una guitarra el Guisyoguisjia.

No niego que Pink floyd fueran (porque ahora no lo son) buenos y toda la baina, únicamente que es un tanto cansino la reiteración constante y continua de lo buenos que son.

Fíjate que a mi en la esencia más profunda de su música, gustandome y todo, encuentro falsedad, algo de pose y mucha exageración.

Vamos que King Crimsom por ejemplo me parecen a años luz en calidad.

Pero eso sí rock de accensor/dentista bueno sí que hacían. Claro que para mi el PF de calidad, el de verdad, no es el de Water.

Saludines!

Knut dijo...

Ojo, antes de que haya equivocaciones: no quiero decir que PF sea música para adolescentes ni nada por el estilo. Hablo en exclusiva de mi. Pasé buena parte de mi adolescencia colgado de un disco de PF, para mi son como Dire Straits algo que llevo dentro, que me ha acompañado toda la vida, pero que en cierto sentido su valor se me quedó anclado en el tiempo, es hijo en definitiva de la nostalgia y no de la verdad o lo que es.

Nada más, que nadie se moleste!!!

Peter Sinclair dijo...

Pero bueno, ¿esto qué es? Knut disculpándose y pidiendo que nadie se moleste. No puede ser, dentro de poco te veo abanderando el relativismo subjetivista como la nueva Fe, jejejeje.

Ahora en serio, te entiendo, aunque precisamente a mí en música cuentan mucho valoraciones externas como la nostalgia (sólo para algunos grupos, claro). Soy incapaz de valorar la música tal cual, no tengo manera de analizarla objetivamente, y no suelo pasar más allá del me gusta / no me gusta, y poco más. No puedo valorar mucha música como lo que es porque no sé realmente lo que es. Evidentemente puedo discernir ciertas cosas, pero tampoco se me puede pedir demasiado.

De todos modos precisamente a mí siempre me había parecido Waters la mayor fuerza creadora en Pink Floyd. Y, he de decirlo, y de paso contesto a Clau también, el Piper at the gates of dawn nunca me ha entrado muy bien, se me hace demasiado psicodélico. Yo me quedo con toda la etapa setentera del grupo del que también es mi favorito el Wish you were here, sobre todo por ese temazo único e irrepetible que es Shine on you crazy diamond.

Entiendo por otro lado la crítica a Pink Floyd, suele pasar con estos grupos que se colocan más allá del bien y del mal. Lo que pasa que para mí esa capacidad atmosférica que creo criticas de su música me parece un punto a favor y no un debe. Lo que sí reconozco es que muchas de las letras no son precisamente un prodigio de lirismo.

saludotes

Tyla dijo...

Bueno, si se considera "The Wall" un buen disco (yo creo que es algo más que eso) no hay más que ver quién está detrás del mismo.

Para mí Pink Floyd sin Waters no son nada. Es decir, son lo que han sido en los últimos años: recopilatorio tras recopilatorio y macroconcierto tras macroconcierto.

En cuanto a Barrett, pues les daba su puntillo lisérgico al principio, pero veinte o treinta discos en esa línea no los hubiese aguantado ni su padre (y ahí está la breve y espantosa discografía de Barrett en solitario para atestiguarlo). En cuanto a Gilmour, tan buen guitarrista como nulo compositor.

Sobre la música de la adolescencia y todo eso... pues para eso se supone que sirve la madurez: para saber escoger lo bueno y lo malo de cada época. No renunciar a nada porque sí, por pura pose.

Knut dijo...

A mi me pasa algo parecido Iarsang, de todas las artes es la que más me resulta ser objetivo y por eso mismo no suelo hablar mucho de música.

Pero la nostalgia es también como todo, y no siempre funciona de la misma manera. Lo que pasa es que como con casi toda mi nostalgia no me resulta difícil detectarla y valorarla en lo relativo (juas juas juas) como lo que es. Me resulta imposible el cegarme con mis gustos, y por ende no es fácil cegarse con algo tan simple como "me gusta" o "no me gusta" Al final creo que el valor de lo sencillo se empaña con tanta zarandajas y ambientes.

Aunque también puede que sea que últimamente la música de ambientes me horroriza, aburre y extraña sobremanera, y PF abusa de esos ambientes que es cosa mala, sobre todo en los discos más conocidas.

Lo cual no quita que también esté enamorado del Shine on you crazy diamond y "me se" pongan los pelos como escarpias cada vez que lo oiga. Demasiados amiguetes se han quedado por ahí... sic.

Un abrazote!!!

Anónimo dijo...

hola, ¿quieres intercambiar links? me puedes agregar con el titulo Foto Turismo, y pasa por mi blog a dejarme el tuyo, saludos

http://fototurismo.blogspot.com/

Knut dijo...

Anónimo, si me llevas a alguno de esos sitios de las fotos te pongo 5 links en mi blog y de paso te hackeo el de Iarsang.

Saludos.

PD: ¿Te gusta Pink Floyd?