jueves, 27 de diciembre de 2007

Soy leyenda

Terrible decepción la película dirigida por Francis Lawrence y protagonizada por Will Smith, basada en la novela de Matheson. No iba con demasiadas esperanzas ni con prejuicios infundados. De hecho, a poco que me muestren, las películas de futuros postapocalípticos me tienen ganado de antemano. Pero es que esta nueva versión de Soy leyenda no funciona ni como película ni como adaptación.

Como película tiene un inicio prometedor, algunas escenas de gran impacto visual y una ambientación conseguida. Will Smith está más que correcto en su papel. Pero la cosa naufraga irremediablemente en cuanto progresa la película, con un guión deslavazado que necesita recurrir a innecesarios flashbacks, unos infectados muy poco conseguidos, y un final totalmente risible, tópico y chapucero. Todo esto en cuanto a la película, porque si uno tiene en un pedestal al libro, la cosa empeora. Conociendo el gran material que tenían entre manos, la adaptación resulta pobrísima. Hasta el mismo título cobra un nuevo enfoque y no nos queda nada de la magnífica resolución final:

en la que Neville se da cuenta de que la normalidad es un concepto mayoritario, y comprende a quienes quieren matarlo, pues él es el monstruo que representa los miedos ancestrales, está ya fuera de ese nuevo mundo, es leyenda.

Si en el libro Neville era un hombre normal y corriente que intentaba averiguar las causas del vampirismo, en la película vemos transformado a Smith en un militar especialista en ingeniería genética o algo así (y los vampiros del libro transformados en mutantes que a ratos semejan a los muertos vivientes de las películas de zombies y en otros ratos a los típicos bichos de ordenador como las momias guerreras de las producciones de Sommers). Todo en uno. Y si en el libro el capítulo del perro era de los que ponían los pelos de punta, en la película es un compañero de aventuras y de charlas, si bien hay que reconocer que proporciona dos de las mejores escenas. Si en el libro se esperaba el ritual nocturno de “Neville, ¡sal Neville!” y la tortura psicológica del protagonista, en la película no existe esa tensión, y todo se reduce a los flashbacks en los que recuerda a su familia. Si en el libro el final conmovía, en la película resulta anodino y hace bueno el final de la versión protagonizada por Charlton Heston. Si el libro es una pequeña gran maravilla, portento de brevedad, concisión y emoción, la película es una medianía que se ve sin problemas, se disfruta de algunos aspectos puntuales, pero que resulta desalentadoramente pobre en cuanto a expectativas cumplidas, se olvida rápidamente, y no invita a volver a verla, sobre todo por ese bochornoso final.

Estaría bien poder criticar la película sin pensar en el libro pero se hace demasiado difícil. Y ni haciendo un ejercicio de abstracción (e intentando recordar sobre todo el “basada en” y no pensar en “adaptación de”) se puede llegar a dar una valoración a esta película más allá de un aprobado raspadillo.

6 comentarios:

duncan dijo...

La verdad que este no esta siendo el año de las adaptaciones literarias, o de las películas "basadas en", como añades.

Basta con recordar lo que han hecho con la brújula dorada. Yo ahi no conseguí adoptar una postura neutra ni por un instante: ese cambio de título presagiaba que la industria estaba moviendo más engranajes en el merchandishing que en la película y no parece que vaya muy desencaminado... y mira que ni siquiera he empezado a comparar con el libro. Me muerdo la lengua un rato.

A este ritmo, no quiero imaginar que pasaría si adaptaran "las torres del olvido" Ay ay ay que me lo veo venir :S


PD: veo que si que has actualizado, y con cine, jeje

avellanal dijo...

Es triste, pero desde que me enteré de esta adaptación cinematográfica, fui pesimista con respecto a lo que nos pondrían frente a nuestros ojos. Tu opinión viene, de algún modo, a confirmar mi presentimiento.

Aunque, ya que, con todo, la apruebas, supongo que la veré igualmente (creo que aquí se estrena el 1ero de enero).

Aprovecho para desearte felices fiestas. Un abrazo.

señor tascoigne dijo...

Totalmente de acuerdo. Para los que habíamos leído el libro resulta decepcionante la comparación. Se cargaron todo con esos flashbacks, con esa tía y el niño, con los retoques a ordenador, con ese final tan tan absurdo... ¿Y los vampiros?

Menos mal que la vi por cinetube y no pagué ni un euro, sino estaría realmente cabreado...

victoria dijo...

Después de leer Soy Leyenda (en el 2003 aprox.) pensé: The Omega Man (1971) estará basada en este libro? la ví hace muuuuchooosss años ...tal vez por allá por el 80? ahora, con tu comentario, salí de la duda, pero, como sucede habitualmente con las cosas que te sorprendieron cuando chico y que con el paso de los años tiendes a ennoblecerlas más de lo que debieras, tengo la seguridad de que si la viera hoy no sería ni la sombra de lo atesorado en mis recuerdos.
Bueno, ni sabía que había una nueva versión de Soy Leyenda...
Como siempre las películas no alcanzan a ser lo que son los libros. El simple hecho de condensar en 2 horas lo que lees en una tarde o en una semana lo demuestra. Sólo que algunas, de cualquier forma, valen la pena.
Cabe hacer notar que hay películas basadas en libros que han logrado ser joyas por si solas: The shining, Farenheit 451, El tambor de hojalata, A Clockwork Orange, entre muchas otras...
Conclusión: igual la voy a ver si cae en mis manos.
PD: En plasmados hay dos cuentos para bajar... atención con Conan Doyle. Veo que al menos en el 2007 no leiste nada de Sir Arthur, yo, cuando lo descubrí, lo amé...hasta los cuentos del ring me maravillaron... y espero de todo corazón tenerlos nuevamente entre mis manos y mis ojos
Saludos!!

victoria dijo...

ahhh!, olvidaba algo importante, por ser una película de ciencia ficción, ya tiene suficientes méritos para mí... me encantan aunque no sean buenas :-)

agnes dijo...

miedo me dan estas cosas... no por miedo propio, sino por lo qu ehacen con ellas...
El libro, lo tengo en ese pedestal del que hablas, y cuando supe de la realización de la pelicula, temblé... hay tantas cosas en el libro que "deberían estar" y que según comentas no están... que no sé si solo será que han cogido el titulo y el nombre del personaje y han hecho una pelicula más...
en fin...