miércoles, 21 de noviembre de 2007

La zona, Rodrigo Plá


La Zona es una urbanización residencial cercada por un muro, vallas electrificadas y cámaras de vigilancia. En ella gente de alto nivel de vida se separa y protege de los suburbios que la rodean, en un intento de aislarse de la pobreza y la delincuencia. Una noche de tormenta tres chicos entran para robar en una casa. Matan a una anciana y dos de ellos también mueren. Pero uno de ellos escapa y queda aislado del exterior dentro de La Zona. Ante la posibilidad de perder sus privilegios los habitantes de esta urbanización deciden tapar las muertes y perseguir al prófugo por sus propios medios, engañando a la policía. Se desata entonces una caza al hombre en la que se van viendo retratadas las miserias morales de unos y otros.

Coproducción española y mexicana notable y muy interesante. No cuenta nada que no se sepa, y hay detalles de su trama demasiado previsibles o hasta tópicos. Un espectador mínimamente avispado se dará cuenta enseguida que va a encontrarse buenas dosis de pesimismo, rabia y desesperanza, y que la moraleja de la historia va a ser dura. Pero todo esto no quita para que el resultado final sea muy apreciable, con un ritmo narrativo bastante bien llevado y algunas escenas realmente conseguidas, como las de las persecuciones, la salida de las alcantarillas, el juego-caza de los chicos por el campo de golf mientras en las colinas circundantes se observan los enormes suburbios chabolistas... También en materia de personajes está bien resuelta, aunque algunos no dejen de repetir ciertos tópicos, como el del policía, pero bien interpretado y con suficientes matices para hacerlo uno de los puntos fuertes de la trama. Los habitantes de La Zona, aunque esquemáticos y arquetípicos, cumplen a la perfección su papel. Lo que flojea algo más son las conversaciones entre los chicos. Por lo demás, una de las mejores películas que he visto este año. Por tirar de una etiqueta muy manida, cine comprometido y necesario, cuyo argumento en principio parece semi ciencia-ficción (social) pero que resulta totalmente actual, ya que estas zonas cerradas ya existen en varias zonas de Latinoamérica.

Resulta curiosa comparala con una película como "El bosque", cuyas supuestas intenciones primarias son similares: el mostrarnos como la necesidad de aislamiento y protección ante un entorno violento que nos amenaza, indefensos, acaba volviéndose en contra del núcleo cerrado, provocando su deshumanización. Pero lo que en La Zona es denuncia y realismo (pero tampoco cargado de maniqueísmo, no), en "El bosque" resulta un vacío ejercicio de estilo en el que la carga moral es anecdótica (eso sí, con algunas grandes escenas, siempre defenderé la labor de Shyamalan como director). También se podría hacer mención a La jauría humana, peliculón de Arthur Penn, en la que también se desataba la caza al hombre por parte de la acomodada burguesía de una ciudad sureña en los estados unidos de los cincuenta. Desde luego las tramas son bastante distintas, pero el miedo latente a lo desconocido, y la necesidad de defenderse, pasando por encima de la ley si es necesario, son los mismos.

4 comentarios:

LS dijo...

Vaya, pues no me había planteado verla (prejuicios powah), pero ya que la pones tan bien... :-m

La Jauría Humana es un peliculón que me dejó pasmada, y Shyamalan... no soy objetiva, cualquier cosa suya me gusta xD. A pesar de todo nunca me pareció un director 'de denuncia' sino más bien un cuentacuentos, no sé, entretenimiento. El Bosque hace aguas tomada como una metáfora social, ahora, a mí me encanta, cómo está rodada, la música, etc etc, me parece muy bonita. Quizá es que me pierden las formas.

Saludotes

clau dijo...

No he visto la película en cuestión, pero ciertamente, por lo que comentas, toma un fenómeno muy actual: la segregación urbana. A diferencia de los guetos judíos, de otrora, del Harlem negro o de los hiperguetos marginales (como las favelas brasileñas), ahora también la clase alta decide separarse, amurallarse, en estos barrios cerrados que proliferan en buen parte del mundo occidental. Claro que esta separación es voluntaria, mientras que la "guetización" es casi una obligación a un auto-encierro.

Por lo demás, es cierto, "La Jauría Humana" es un peliculón con todas las letras, con un Marlon Brando espectacular.

A ver si pronto puedo pillar la peli.

padawan dijo...

he leído últimamente bastante sobre la peli, y creo que voy a olvidar mis prejuicios por una vez e ir a verla, creo que el tema que trata es bastante interesante, a la par que una realidad cada vez más cotidiana, a ver lo que sacan de ello

Juan dijo...

Me dejó verdaderamente helado esta película. Cuando terminé de verla no podía creer. No hay palabras, realmente no las hay.

Puede llegar a ser algo increíble la crueldad humana, no tiene límites. En verdad que no tengo palabras para escribir algo porque recién la terminé de ver a la película

...